Ya sea en foto o en vídeo, una imagen vale mas que mil palabras. Las texturas, los colores, los volúmenes, no se pueden expresar. Se tienen que sentir, se tienen que ver.